El Ordenamiento Territorial y el proceso de Regionalización

 

slide_que_es_ot

 El Ordenamiento Territorial (OT) se define como un instrumento que forma parte de la política de Estado sobre el “Desarrollo Sostenible y Gestión Ambiental”.

El OT como Política de Estado

Es un proceso político en la medida que involucra la toma de decisiones concertadas de los actores sociales, económicos, políticos y técnicos, para la ocupación ordenada y uso sostenible del territorio.

Como parte de la implementación de esta política, el país define como uno de los instrumentos técnicos y de gestión para el OT a la Zonificación Ecológica Económica (ZEE), normada a través del Reglamento ZEE y aprobada por DS Nº 087-2004-PCM, convirtiendo, a su vez, los procesos de ZEE en herramientas claves para la planificación territorial e insumos vitales para la toma de decisiones de desarrollo regional y local.

De esta manera, el Perú viene promoviendo la formulación de los planes de Ordenamiento Territorial sobre la base de los procesos de ZEE, con la finalidad de articularlos a los diversos ámbitos territoriales, establecer objetivos estratégicos y marcos institucionales similares entre los departamentos, lograr la integración, plantear proyectos comunes para el tratamiento de impactos ambientales o problemas mutuos y, sobre todo, para el tratamiento de ecosistemas, biodiversidad, cuencas o áreas de interés común.

La gran aspiración del país, bajo esta medida, es que su desarrollo social, económico y productivo vaya de la mano con la conservación de sus recursos, lo cual es de interés regional, nacional e internacional. Para esto, existen fondos orientados a implementar proyectos que mejoren la calidad de vida, tomando diversos criterios (pobreza, desarrollo empresarial, desarrollo humano, cadenas productivas, etc.) y el mantenimiento de la calidad ambiental a través de estrategias diversas (servicios ambientales, conservación, recuperación de suelos, agricultura orgánica, etc.).

Sostenibilidad Ambiental en el Proceso de Regionalización

Para el desarrollo sostenible del país se requiere entender y asumir que el capital y/o patrimonio natural (oferta del territorio en base a sus potencialidades y limitaciones-ZEE) constituye la principal ventaja comparativa, la cual se complementa con la variable socioeconómica, permitiendo niveles de espacialización que orientan las actividades económicas productivas a partir de las vocaciones o potencialidades.

El país será competitivo en el tiempo y en la medida de que sus estrategias de estimulación, traducidas en propuestas de inversión de las instituciones públicas y privadas, logren desarrollar capacidades que aseguren el mantenimiento sistémico de la ventaja comparativa y que posibiliten alcanzar, sostener y mejorar una determinada posición en el entorno socioeconómico, en términos de calidad de vida de la población en su conjunto y calidad ambiental.

Uno de los elementos claves para lograr esta competitividad es la diversidad e integración cultural como principal fortaleza, que facultará diseñar modelos adecuados de desarrollo económico productivo y conformar cadenas productivas sostenibles de acuerdo a la oferta ecológica-económica de nuestro territorio y a la consolidación del ser intercultural que será resultado de un proceso de reflexión y fortalecimiento de los diversos valores culturales que cada grupo humano aporta y que se requieren tanto para posesionar al país en el contexto macro regional como para asumir eficientemente los desafíos de la globalización.

Por lo tanto, así como las actividades económicas son localizadas de acuerdo a las vocaciones del territorio, las inversiones públicas y privadas serán localizadas de acuerdo a las normas, criterios y priorización estipulados en los Planes de Ordenamiento Territorial sobre la base de la Zonificación Ecológica Económica.

Región Piloto

El Ordenamiento Territorial para la Región Piloto (San Martin y Amazonas) es como una unidad geoeconómica donde las actividades productivas y de servicios tienen su principal sustento en la oferta del territorio y la disponibilidad-generación de servicios ambientales (soporte) fuertemente influenciadas por el ciclo del agua. Donde el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) es un instrumento legal que comprende políticas y normas destinadas a orientar el uso y ocupación del territorio y, responden en forma concreta el qué hacer, dónde hacer y cómo hacer.

La mayor ventaja de la Región Piloto es que cuenta con un sustento técnico e integración de herramientas de análisis como la ZEE (concluida), los Planes Estratégicos, el Presupuesto Participativo, entre otros; para dar inicio a la construcción del Plan de Ordenamiento Territorial que permite la combinación y articulación de las políticas económicas regionales con las políticas sectoriales, sociales y ambientales.

En este sentido, es necesario indicar que cada espacio o ámbito territorial está articulado, por lo que las decisiones que se tomen en cada una de ellas impactarán positiva o negativamente a nivel local, regional, nacional y global.

Condiciones necesarias para lograr El Ordenamiento Territorial

Factor Político: El Estado es un conjunto de acciones (inversión pública) y orientaciones (instituciones), que debe estar articulado con las diversas instancias del gobierno para procurar el crecimiento ordenado en lo social, económico, ambiental y en lo político-administrativo, que conceda, mediante la regulación resultante del proceso OT, la toma de decisiones futuras de los inversionistas y demás actores de la comunidad, y por ende, de las políticas públicas para lograr el desarrollo sostenible, así como la consolidación del proceso de regionalización  y las nuevas políticas bilaterales de desarrollo económico, ambiental y social.

Factor Técnico: A nivel nacional, debe concluirse la ZEE. Se tiene previsto concluir la ZEE a nivel macro, es decir, casi en la totalidad de los departamentos, a excepción Lima. Esto permitirá unificar criterios, escalas de trabajo, metodologías de ZEE, permitiendo realizar procesos conjuntos y uniformes para lograr el Ordenamiento Territorial.

A este factor, deben incorporarse todas las iniciativas relacionadas a la gestión territorial que se vienen desarrollando en el Ejecutivo. Por ejemplo, las acciones de la Estrategia de Arquitectura Gubernamental para la Reforma del Estado deben articularse a los procesos de ZEE que se desarrollan en el país, para fortalecer a las regiones y dotar a estas de la información técnica georreferenciada que permita formular sus procesos de OT.

Factor Social: Es importante la participación de los actores sociales en los niveles de gobierno y los procesos de ZEE contribuyen a la cohesión social a través del conocimiento integral del territorio. Sin  la participación de las sociedades involucradas y sin un conocimiento real de las particularidades del territorio, se suscitan políticas sectoriales no aplicables en muchos espacios territoriales del país, por lo que la participación de los sectores involucrados, el compromiso de los gobiernos en los tres estamentos y los actores claves permitirán la formulación y ejecución  de políticas de Estado integrales.

Para leer más temas de esta índole visite : http://www.cruzadaambiental.com

Ahora también puede encontrarnos en Facebook

About these ads

3 comentarios so far »


Comment RSS · TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: